Actualmente mantenemos contacto con cerca de 2500 personas que han pasado por nuestros programas y quienes tienen acceso a todos los servicios de la Fundación, en salud, vinculación laboral y académica, apoyo legal y apoyo económico en caso de quedarse sin empleo. La vasta experiencia que hemos adquirido en más de 25 años, nos ha demostrado que la verdadera inclusión social de un joven o una joven que ha pasado por las diferentes fases del programa, se concreta sólo a partir del momento en que logra una adecuada ubicación laboral con las garantías de Ley que le permitan vivir dignamente.