Fundación Niños de Los Andes

la Fundación ha desarrollado

DESCRIPCIÓN

La Fundación Niños de los Andes, de la mano de las propuestas del estado en materia de protección a la infancia, ha desarrollado un modelo de atención por fases para atender a la población objeto de su trabajo:  niños, niñas, y adolescentes en situación de calle,  con derechos vulnerados y en extrema pobreza y sus familias, que abarca el ciclo completo desde su  estado de indefensión   hasta su inclusión social y seguimiento, cumpliendo los lineamientos técnicos del ICBF que garantizan  la calidad de la prestación de los servicios, y actuando bajo los principios de la filosofía SER que contemplan el trato amoroso y el despertar de la conciencia como eje central del quehacer cotidiano.

Fase I: Labor de Calle y Patrullas de Rescate

Se desarrolla a través de recorridos diurnos y nocturnos por Bogotá y Manizales, donde se ubican y contactan los grupos  de personas en situación de vida de calle o con derechos vulnerados, a quienes se brindan servicios de atención integral ambulatoria en salud, psicológica, de trabajo social, información y educación, remisiones a otros servicios, orientación, ingresos al programa de protección y cubrimiento de necesidades de supervivencia.

Fase II: Acogida y Adaptación

Se presta en medio institucional de puertas abiertas.  Corresponde al proceso de adaptación al entorno institucional, normas, servicios e intervenciones terapéuticas del caso, dando un cuidado sustituto familiar, nivelación escolar, realizando diagnósticos iniciales, estudios de caso y definición del plan de intervención al nivel individual y familiar.

Fase III A: Preparación para el Egreso

Los niños, niñas y adolescentes deben prepararse para retornar a su familia y la sociedad.  Para lograrlo, debe haber aprendido a vivir con amor; a perdonar, es decir, a recordar sin dolor, y a dar sin esperar recibir, que son los tres pilares fundamentales sobre los que se basa el proceso de formación y transformación de la Fundación Niños de los Andes, a partir de las enseñanzas invaluables de Papá Jaime.

Fase III: Proyecto de Vida

Una vez el niño ha aceptado cambiar y mejorar sus hábitos de vida, inicia su proceso de toma de conciencia para la construcción de un mejor presente y de un futuro promisorio.  A partir de las enseñanzas de Papá Jaime, “Nunca, nunca dejes de soñar, ponle alas a la imaginación y tren de aterrizaje a los sueños”, los niños, niñas y adolescentes comienzan a planear su vida encaminando sus esfuerzos a conseguir las nuevas metas que le permitirán encontrar el camino hacia su armonía interior.

Fase IV: Seguimiento

Se desarrolla un proceso de acompañamiento a través de visitas domiciliarias, laborales, atención psicológica y social, asesorías legales, conexión con redes de servicios especiales ayudas económicas y materiales, que procuren un éxito en la inclusión social de quienes egresan del programa, disminuyendo el riesgo de un retorno a la situación problema.

  • Comparte